jueves, 14 de mayo de 2015

Entre citas 35

Buenas, queridos lectores virtuales ^^ ¡Ánimo, que ya casi es viernes! ¡Juernes, en el caso de Madrid! :D

Ahora estoy que lo tiro con las citas; o tengo rachas en las que me puedo tirar meses sin descubrir ni una sola que me llegue al alma, o de repente las encuentro todas de golpe xD
Ésta vez le ha tocado el turno a un... diría libro, pero más bien me ha parecido un cuento, de Philip Pullman. Este autor es reconocido por su trilogía La Materia Oscura, la cual estoy leyendo. Pero, la verdad, dicha trilogía no me parece para tanto, es decir, está bien, pero sin más. Además, este cuento que comento me parece muchísimo mejor en muchos aspectos; lo he disfrutado muchísimo más y también me ha gustado más.
Lo descubrí por casualidad (las casualidades no existen) en la biblioteca, al lado de la trilogía; sentí curiosidad, pues no conocía más obras del autor aparte de la mencionada trilogía, y, al ser tan finito, llamó mi atención. En cuanto leí su sinopsis supe que tenía que leerlo. Y no me ha defraudado.

En un determinado momento, dicho cuento, titulado El reloj mecánico,  compara la vida humana con un mecanismo de relojería, pues, cuando deseamos algo, el futuro inevitablemente tenderá a concedérnoslo, ya que, una vez formulada nuestra petición, no podrá dar marcha atrás, de la misma manera en que un mecanismo de relojería no podrá dar macha atrás una vez que se le ha dado cuerda.
Respecto a esto, el autor, en un aparte, me deleitó con esta maravillosa y genial cita, la cual me ha encandilado tanto de tan cierta que es:

'Bueno, es posible que haya algo de verdad en ello. Muchas personas creen que basta desear algo para que se convierta en realidad. ¿No es esto lo que todos piensan cuando compran un billete de lotería? Y, sin duda alguna, resulta agradable de imaginar. Pero esta teoría tiene un fallo...
... Y es el siguiente: No se ganan carreras con el deseo, se ganan corriendo más deprisa que los demás. Y para ello hay que entrenarse a fondo y esforzarse al máximo. E incluso a veces eso no basta, porque otro corredor puede tener más talento que tú.
Ésta es la verdad: si quieres algo está en tu mano conseguirlo, aunque sólo si aceptas todo el conjunto, incluido el trabajo duro y la desesperación, siempre que estés dispuesto a afrontar el fracaso.'


¿Qué decís? Como la vida misma, ¿no? Y cuál fue mi sorpresa cuando, pocas páginas después, encuentro otro aparte tan cierto como el anterior y que, además, me ha llegado muy dentro; en parte, me siento identificada con ella:

'[...] algunas personas no pueden escuchar los problemas de los demás sin sufrir casi tanto como ellos. El mundo es a veces un lugar cruel y las personas bondadosas se encargan de hacer el bien. Y, con frecuencia, sus esfuerzos se ven recompensados con la burla y el desprecio.'


Otra vez que me quedo "extasiada" ante una cita. De hecho, ahora mismo no sé qué más añadir xD Adoro encontrar perlas así durante la lectura, me puedo tirar un buen rato reflexionando, filosofando y releyendo el pasaje *-*
Mi favorita es, sin duda, la primera cita ^^ Además, me resulta en cierto modo motivadora, cosa que necesitaré de cara a los meses siguientes :D Gracias a esa cita he notado un pequeño empujoncito respecto a lo que se me viene encima, y eso se agradece ^^

Así que nada más. ¿Qué pensáis de este par de citas? ¿Conocíais esta obra del autor? ¿Le tenéis curiosidad? Tell me ^^

2 comentarios:

  1. No conocía ni el libro ni al autor pero las citas me han encantado :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Buena entrada. Me gusta mucho tu blog ^^
    Ya te sigo, y te dejo mi blog para que te pases. Nos leemos ^^
    http://elrincondefantasiaypapel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar