miércoles, 10 de abril de 2013

Reseña Predestinados (Josephine Angelini)

Título: Predestinados

Autor: Josephine Angelini

Saga: El despertar 1/3

Editorial: Roca

Encuadernación: Tapa blanda con sobrecubierta

Precio: 12,95 €

Número de páginas: 398

Sinopsis: Helena Hamilton se ha pasado sus 16 años de vida intentando esconder lo diferente que es, una tarea nada fácil en una isla tan pequeña como Nantucket. Sobre todo porque lo último que ha hecho es intentar asesinar a un compañero por los pasillos del instituto: el guapísimo chico nuevo, Lucas Delos. Claro que lo ninguno de los dos sabe es que están destinados a enfrentarse y convertirse en los últimos protagonistas de una historia que no ha cesado de repetirse durante milenios, desde que la Helena original, la de Troya, fue la causante de una guerra. Una historia que enfrenta a sus dos familias y que parece imposible que tenga un final feliz...

Opinión personal: La vida de Helena transcurre con normalidad (dentro de las continuas rarezas que ha vivido siempre) hasta que conoce a Lucas, el chico nuevo del instituto, y a su familia. A partir de entonces, descubrirá por qué siempre ha sido tan diferente y nuevas reglas a las que debe ajustarse. Es más, descubrirá que alguien la persigue a toda costa y que se ha convertido en el objetivo del patriarca de una antigua casta griega, obsesionada con el resurgir de un imperio perdido.


Decepción, tortura, tormento. Tres palabras que me han acompañado durante la lectura de Predestinados. Este libro ha resultado ser algo totalmente muy distinto a lo que me esperaba tras leer la sinopsis. Os aviso de que esta es la reseña más subjetiva que he hecho; intento en la medida de lo posible ser objetiva, pero con este libro no lo he logrado del todo, así que recordad que para gustos, colores.

Para empezar, lo que más me llamaba de este libro, aparte de la mitología, era que los dos personajes principales no se enamoran perdidamente el uno del otro nada más verse, sino que se intentan matar cuando se ven por primera vez. ¡Matar! Me pareció lo suficientemente original. Pero no fue así. Es más, repentinamente (tiene su explicación, pero no me resultó convincente) dejan de odiarse irracionalmente a muerte y... ¡sorpresa!, ya están prácticamente enamorados.
Es decir, uno de los muchos puntos negativos que he visto: el romance en este libro es completamente precipitado y brusco. Además es una relación bastante floja y carente de sentido bastantes momentos.

Otro tema es la mitología griega. Se nos presentan cuatro castas compuestas por vástagos, los descendientes de los dioses. Estas castas viven enfrentadas entre sí desde los tiempos de la gran Guerra de Troya. Si bien es verdad que al principio se introducen varios aspectos mitológicos muy llamativos (extrañas habilidades, las furias, el Oráculo, etc), cada vez pierden más y más protagonismo, constituyendo un aspecto muy desaprovechado. Troya apenas se menciona, pero afortunadamente se hace bastante hincapié en las habilidades que poseen los vástagos. Sinceramente, la mitología podría haber dado mucho más de sí, haciendo la trama algo más dinámica.
La trama en sí también está desaprovechada, contiene bastante paja y algún que otro tópico (por no mencionar el hecho de que los Delos parecen los Cullen 2.0 y hay alguna que otra escena que parece sacada de Crepúsculo. No me gustan las comparaciones, son odiosas, pero no me gusta encontrarme "detalles" así en sagas distintas, más cuando esos detalles se parecen sospechosamente demasiado), centrándose más en las relaciones que en los misterios y circunstancias que rodean la historia de los vástagos.

No hay demasiada acción en esta historia a excepción de un par de escenas (que me sorprendieron para bien) y los entrenamientos de Helena. En definitiva, demasiada preparación a lo largo de demasiadas páginas para demasiado poco.
Terminaré diciendo que, afortunadamente, hacia la mitad del libro se aprecia una ligera mejora en general, respecto a la narración y la trama, pero sigue siendo insuficiente; únicamente hace más llevadera la lectura.


Pasemos a los personajes, un aspecto más que me ha disgustado. Los personajes son bastante planos e inconsistentes en algunas ocasiones. La mayoría de ellos apenas es destacable, y el carácter del resto no es acorde con la situación o resulta inverosímil, incluyendo situaciones absurdas (por poner un ejemplo, ¿justificarías que alguien intentase matarte? ¿Aceptarías sin más que unos desconocidos tengan que "tomar decisiones" respecto a ti y por eso dejaras de frecuentar sitios habituales?).
En primer lugar tenemos a la protagonista, Helena, una adolescente que, a pesar de ser terriblemente hermosa, está muy acomplejada y pone mucho empeño en pasar desapercibida; por ello es muy retraída y tímida. En bastantes ocasiones parece que tenga doble personalidad: al momento es una santa o sumisa, pero poco después se convierte en una chica dispuesta a enfrentarse a lo que sea.
Sin embargo, es un personaje que evoluciona (el único), volviéndose algo más decidida hacia el final de la novela.
De la extensa familia Delos (Lucas, Héctor, Casandra, Ariadna, Jasón, Pandora, Tántalo, etc.) en realidad no hay mucho que decir, simplemente destacaría a Lucas por ser el personaje masculino que toca (extremadamente protector, muy guapo, noble y otras cualidades), Creonte, un malvado primo lejano, y Héctor, por ser el único personaje con un poco de carácter y que verdaderamente me ha transmitido algo, a pesar de ser un poco bruto; es el personaje que mayor realismo ha mostrado.
Todos ellos pertenecen a la casta de Tebas, trasladada desde España y envuelta en una compleja disputa familiar.

El resto de los personajes que aparecen en la historia se resume en la familia de Helena y sus amigos, destacando a Claire, su mejor amiga (¿mejor amiga? Entonces no quiero ni pensar en lo que debe ser su peor enemigo).


Por otro lado, la narración se realiza en 3ª persona del pasado, centrándose en la perspectiva de Helena, pero adoptando a veces el punto de vista de Lucas o Creonte. En determinados momentos se narran pasajes soñados por Helena que resultan un tanto misteriosos, dando así a la narración un toque algo fresco. Aun así, cuenta con muchos detalles paja, aspectos completamente irrelevantes para la trama, pero que todo libro muestra en algún momento; sin embargo, en esta historia se abusa de ellos, ralentizando el ritmo.


El lenguaje que utiliza la autora es una combinación extraña. Por una parte es bastante elaborado, rozando la pomposidad, y valiéndose de frases un tanto largas y con muchas comas y subordinadas, pero al mismo tiempo refleja tendencias coloquiales o familiares; no es una mezcla "fácil" de leer. Además, hay algunos términos muy inusuales o en "desuso", por ejemplo: enaltecer, jarrear, terruño o hálito. 
Incluso en varios momentos hay pequeños errores de traducción (supongo que serán errores de traducción), ya que me he encontrado, no una, sino varias veces, verbos con preposición cuya preposición no era la adecuada.
Esto se observa sobre todo en la primera mitad del libro, pues más adelante la escritura se vuelve más uniforme.


En cuanto al ritmo, tiene bastantes altibajos a lo largo de toda la novela, siendo más bien lento. En torno a la mitad se vuelve algo más ágil, pero pronto vuelve a decaer. Además, como ya he dicho, el hecho de que haya tanta información detalladamente innecesaria y que no es importante para el desarrollo de la historia, le resta agilidad a su lectura.


El final es demasiado insulso y soso exceptuando un par de cuestiones. Se trata de un final semicerrado y un poco predecible, quedando una pequeña parte abierta y sin resolver a la espera de continuar en el segundo libro de la trilogía, titulado Malditos
Continuaré con la segunda parte porque compré ambos libros a la vez, pero no esperéis la reseña de la tercera y última novela.


Resumiendo, Predestinados es una novela muy mediocre y con una trama mal aprovechada, destacando por las incoherencias de sus personajes en bastantes ocasiones. Una historia que, si bien es original, la autora no ha sabido desarrollar adecuadamente, a pesar de que se nota una mejora con respecto a su inicio.

7 comentarios:

  1. Pues si no te ha gustado no creo que lo lea, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. Bno no pasa nada, para gustos colores jajaja
    A mi m ha encantado, es mas, ahora voy por el segundo pero bueno;)
    Muchos besos^^ y te invito a mi blog: http://parabatai4ever.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar
  3. Hola pequeñaja ^^

    Madre del amor hermoso de mi vida. Se nota que te ha EN-TU-SIAS-MA-DO.Pero vamos, con todas sus letricas. Se te ve, no lo intentes evitar xD

    JA, lo de los Dellos es verdad. Son exactamente IGUALES a los Cullen. Eso me sacaba de mis casillas (de hecho, si ves mi reseña, hago "alusiones" a su parecido con Crepúsculo). Y es verdad que la mitología pasa a un segundo plano, por lo tanto, eso fue un punto bastante...Meh. No me gustó.

    Muy buena reseña, como siempre ^^
    Un beso y achuchón collino :3

    ResponderEliminar
  4. Holaaa!!
    Tengo muchísimas ganas de leerme este libro, gracias por la reseña ;)

    ResponderEliminar
  5. Me da miedo, creo que me vas a pegar xD pero te digo que Malditos cambia mucho, sobre todo porque esas referencias crepusculianas desaparecen.
    Yo te diría que le des una oportunidad a Malditos sin acuchillar el libro cada vez que lo veas xD porque mejora bastante.
    Un besito ^^

    ResponderEliminar
  6. Hola, tata ^^

    Pues me llamaba mucho la atención por el tema de la mitología, pero me da que no lo oy a leer xDD Ahora no me parece nada atrayente, solo salvaría lo de los sueños de Helena xD
    Muy buena reseña ^^

    Bezos ^^

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4/7/13 20:11

    hola, pues la verdad a mi si me gusto mucho el libro, sobre todo porque soy amante de la literatura griega, y me refiero a la original, y este libro mantiene muchos datos certeros, lo cual me sorprendió, pues he leído muchos libros que no lo hacen, en fin me gusto tu reseña, tiene puntos acertados... éxitos..

    ResponderEliminar